Artículos y notas recientes


Newsletter

Recibe gratis en tu e-mail más ideas para #hackearlavida y ser PADs.



Contacto

Invitaciones ›
eventos@aaronbenitez.com

Trabajar en Waterhouse ›
work@waterhouse.center

Trabajar en VERSE Technology ›
work@verse-technology.com

Comentarios en general ›
hola@aaronbenitez.com


Negocios

Plan de negocios e información para invertir en Waterhouse.

Plan de negocios e información para invertir en VERSE Technology.

Sobrias y pragmáticas.

Ante un escenario que te genera dudas inmediatas, siempre pregúntate qué es lo peor que puede pasar. Y enseguida pregúntate también qué es lo mejor que puede pasar. Sé honesto en ambas respuestas. Esfuérzate sobre todo en el lado que te resulta más difícil emocionalmente alcanzar. Si estás siendo bastante optimista al respecto, dedica más tiempo a pensar en el peor resultado. Y viceversa. Ahora, lo interesante está en que aprendas a calibrar tu respuesta aceptando esas ineludibles partes de la vida donde las cosas jamás van a resultar exactamente como las planeas. Y también es extremadamente estratégico que aprendas a moverte únicamente con la recolección de un setenta por ciento de la información que requieres para tomar la decisión. Sé de esos tipos que no sufren la famosa parálisis por análisis. La inacción/congelamiento como forma predeterminada de respuesta a un decisión imperante te entrena a una existencia en la cual vas a pasar de frustración en frustración. ¿Y la acción? Bueno, créeme que hacer cosas también te garantiza frustraciones. Sin embargo, tu alma te dirá que éstas valen la pena a cambio de los hermosos momentos que la audaz ejecución regala a sus autores. Además, honestamente, en serio, ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Y qué es lo mejor que puede pasar? Ambas son preguntas que nos llevan de paseo con nuestras exageraciones. Irónicamente —si las sabemos utilizar bien— nos ayudan a anclar reacciones sobrias y pragmáticas.