MÚLTIPLES FRENTES DE BATALLA AL MISMO TIEMPO

M

Ella se fue.

El joven comentó que había terminado con su novia. Y ahora trae frenos dentales. Y está metido de lleno en la cuestión gimnasio. Eso es abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo. Ocurre en cuestiones naturales que cuando mandas algo al carajo (la novia, el novio, la amante, el amante, etcétera) una especie de liberación psicológica te envuelve y te regala una claridad prístina que comienzas a aplicar inmediatamente (si eres listo) a muchas cosas.

Tu mente funciona así: “ya no tenemos pareja, qué bien, ahora que ya estamos enviando al quinto infierno varias cosas, ¿por qué no nos deshacemos de cartas viejas, ropa que no uso y nos metemos a hacer ejercicio (que nunca hago) y voy con el dentista a un tratamiento (que nunca sigo)?”. Estas son “reinvenciones”. Aclaración. Decir “mira, fulano se reinventó: antes era un profesional muy respetado y ahora es un borracho total” suena ridículo. Reinventarse es avanzar hacia una potencial nueva versión genial. Nadie usa la palabra para expresar un retroceso en la personalidad.

Las “reinvenciones” nos llegan de dos maneras:

  1. a través de una catarsis asistémica (caray, que terminas abruptamente una relación sin que fuese algo planeado) y
  2. ejecutando constantemente la apertura de varios frentes de batalla al mismo tiempo.

El primer punto deja al azar tu vida. Si sólo te vas a “reinventar” cuando alguien te obligue por un conjunto de situaciones duras como terminar con alguien, que te despidan en la oficina o que alguien muera en tu familia, bueno, estarás siempre a la expectativa de que esas cosas ocurran o no. Es lento. No es profesional. No es alto desempeño.

Te invito a que abras múltiples frentes de batalla al mismo tiempo. Este es uno de los hacks que más ha acelerado y beneficiado mi vida. Da miedo en el inicio. Es “raro”. Te van a etiquetar de ser muchas cosas, pero al menos nadie te podrá llamar “aburrido”.

* * *

Cómo hacer salir el sol a voluntad.

Hay muchas razones por las cuales Hitler tomó por sorpresa a Europa y casi se comió el mundo. Una de ellas es que atacó abrió varios frentes de batalla al mismo tiempo, lo cual hace difícil que fracases totalmente. Aquí quiero hablarte del pensamiento lineal que te afecta como no tienes idea.

El pensamiento lineal es el enemigo número uno de las personas que aspiran a ejecutar sus vidas en modo alto desempeño.

¿Qué demonios es el pensamiento lineal? Es aquel que te dice que viajes por el mundo cuando termines tu universidad porque entonces tendrás tiempo. Te dice que trabajes cuando ya hayas obtenido todas tus credenciales académicas. Te dice que no emprendas hasta que entiendas bien todo lo de negocios.

El pensamiento lineal es ese entrenamiento que hemos recibido a pensar en que para hacer C debemos pasar primero por A y B en orden. Y que si nos quedamos atorados en A, debemos trabajar en ello aunque nos tome toda una vida hasta que esté debidamente completada esa misión para poder seguir a B.

Yo te digo que hago J, X, W, R, O, A, D y T al mismo tiempo. Y que la vida es maravillosa. Y que me siento bien. Y que primero avancé lento pero cuando aprendí a maniobrar todas las pelotas que tenía en el aire supe que podía agregar más y más sin problemas porque todo se basa en el mismo sistema, el sistema que te estoy proponiendo para #hackearlavida: abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo.

En el pensamiento lineal tenemos seguridad, comodidad, claridad, definición, marcos de tiempo precisos, apoyo moral de la sociedad que entiende perfectamente qué es lo que estás haciendo. Casi nadie (yo sí) te va a aplaudir si al estar en cuarto semestre de tu carrera

  • pones en pausa un año tu universidad
  • para conseguir un trabajo por tres meses
  • que te permita ahorrar
  • para comprar un boleto sólo de ida a la India
  • y perderte por allá un rato.

Todo esto mientras decides

  • tener dos novios en edades diametralmente opuestas,
  • aprender UX en Platzi y
  • crear una nueva red de Personas de Alto Desempeño en TAB Network.

Explicar al mundo lo que estás haciendo no te va a servir en este punto de nada porque las personas normales no lo quieren ni pueden entender. Para ellos estás siendo

  • “desordenada”,
  • “loca”,
  • “irresponsable” y
  • “desenfocada”.

“Estás mal. No sabes lo que quieres”. Todo esto (¡y más!) es lo que vas a recibir cuando ejecutes la estrategia de abrir múltiples frentes de batalla.

Garantizado, baby.

Abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo es a la vida lo que la polimatía es al trabajo: una manera genial para abordar el mundo que fue interrumpida por la revolución industrial. La revolución industrial trajo consigo cosas fantásticas, pero fue tan avasallador el marketing que hizo de la especialización y el pensamiento lineal que llegamos a creer que ambas formas de abordar el universo eran las únicas válidas.

El pensamiento lineal te dice que si no estás estudiando una ingeniería, no debes meterte en cuestiones de cálculo integral.

El pensamiento lineal te dice que sólo los niños pueden preguntar y hacer tonterías.

El pensamiento lineal te lleva a expresarte constantemente con frases estilo “sí, quiero hacer (esto) pero cuando termine de hacer (esto otro)”, como si la vida funcionara en realidad así. El mundo es uno y nos demuestra que puede albergar lluvias, tormentas, viento, nevadas, sol, calor, claridad y nubosidad al mismo tiempo. ¿Por qué nosotros no? No hay que esperar a que acabe la lluvia para que salga el sol. Eso no es cierto. El truco es movernos de lugar a donde ya esté.

* * *

Ejecutar sin entender.

Ahora que ya te convencí sobre la verdadera identidad de tu enemigo número uno para una vida de alto desempeño, déjame decirte cómo abrir muchos frentes de batalla al mismo tiempo, qué herramientas llevar ahí contigo y a quiénes consultar. Te voy a dar el mapa, recursos y guías.

Pero antes de comenzar a vaciar todo esto en ti, déjame advertirte que abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo

  • no es para el débil de corazón,
  • requiere dureza emocional y psicológica,
  • es muy cansado en el inicio,
  • involucra soledad de la mente mientras encuentras tu tribu,
  • es adictivo,
  • es lento para objetivos específicos,
  • te hará perder en algunas ocasiones pero
  • es imposible que pierdas en todas las áreas simultáneamente.

* * *

¿Lista? ¿Listo? Cómo comenzar:

Pregúntate qué cosas quisieras hacer en los próximos cinco años. Y luego forma con tus dedos una pistola y llévala a tu sien. Ahora pregúntate si podrías comenzar con todas esas cosas de alguna manera el día de hoy si alguien te estuviese amenazando realmente con un arma.

Aquí vas a encontrar un montón de “peros”, “es ques”, “lo que pasa es que”, “sí, pero” y demás. Ese es tu pensamiento lineal tratando de darle orden al asunto. “Aaron, ¿cómo crees que voy a conseguir un trabajo genial si todavía no voy ni a la mitad en la universidad?”. Te vas a decir cosas así. Que no puedas visualizar o creer algo no significa que no sea posible. La espada más afilada que te puedo dar para sumergirte a esto de abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo es ejecutar sin entender.

Nuestro hermoso cerebro reptiliano es muy precavido. Es muy visceral. Parece que nos encanta ser primitivos. Velo así (y tengo un largo artículo por ahí al respecto): te crees cosmopolita porque viajas mucho, hablas idiomas, tienes dinero, eres culto y demás, pero si tu pareja tiene relaciones con alguien más, uf, el mundo se derrumba, todo está mal y sufres la traición y engaño igual que lo hubiese vivido un neandertal. ¿Qué tan sofisticados creemos ser en nuestro pensamiento que nuestro comportamiento lo contradice al ser tan primitivos en nuestras reacciones?

No seas primitivo en tus reacciones. No te asustes por no entender algo. No te asustes al no poder visualizar algo. No te asustes ni sufras por cosas que han ocurrido y seguirán ocurriendo durante toda la existencia de la humanidad. No te asustes como un hombre de las cavernas por cosas que no representan realmente una amenaza a tu existencia. Todo está en tu cabeza. Domina tu pinche cabeza.

“Ejecutar sin entender” es lo que hice con mi primer negocio: abrirlo e ir aprendiendo sobre la marcha. Si tuviera que darte un equivalente moderno sobre dónde me encuentro en estos momentos de mi entendimiento de los negocios, te diría que estoy comenzando una maestría. Apenas. Siete años después de haber iniciado este recorrido. Soy lento. Y prácticamente no sabía nada sobre el mundo empresarial pero si hubiese esperado a entender lo que tenía que entender para comenzar, sería la hora en que apenas estaría por iniciar mi travesía y tú no estarías leyendo esto y yo no estaría teniendo acceso a las oportunidad que se me han ido presentando. Siete años. ¿Qué cosas desconoces pero quieres ejecutar? Te puede tomar siete años o más tenerlas claras para comenzar a ejecutar o ahorrarte ese trayecto e iniciar ya.

Querer entender todo desde el inicio es buscar una forma socialmente aceptada para declarar nuestro miedo sin ser tan obvios.

“Ejecutar sin entender” no es un llamado a la irresponsabilidad intelectual o a la flojera mental. Es una invitación a la pedagogía más eficiente de todos los tiempos: la aplicación práctica y continua del conocimiento en el entorno real. Tú no entiendes de mecánica automotriz, química de combustibles, sistemas eléctricos, hidráulica y neumática para conducir. Pero conduces. No quisiste “tener todo claro” para ejecutar en ello. Bien. Ya sabes a lo que me refiero. Ahora actúa igual así CON TODO en tu vida. Ejecuta sin entender.

Mi círculo siempre “se queja” conmigo que no saben ni en dónde ando ni qué cosas estoy haciendo en estos días. Eso es tener múltiples frentes de batalla abiertos al mismo tiempo. Si todo el mundo a tu alrededor tiene perfectamente clara cada actividad en la que estás involucrado, esa es la métrica que te dice que no, no tienes múltiples frentes de batalla abiertos al mismo tiempo.

  • Ten esta semana dos reuniones con personas a las que quieres ver pero que has postergado. Paga toda la cuenta tú. Aprende a invertir en lo que hay que invertir.
  • Haz tu investigación de precios y fechas para irte a ese país que llevas años diciendo que es “tu sueño”. Ten números fríos y un periodo para cumplir. Reserva un Airbnb barato para que tengas uno de los pasos dados ya, aunque todavía te falte el boleto de avión y demás.
  • Abre una cuenta de esas gratis en cualquier banco para meter dinero de los productos y/o servicios que puedes ofrecer a partir de ya para hacer más dinero.
  • Compra tres libros de mi lista y comienza a leerlos al mismo tiempo siguiendo mi técnica de lectura orgánica que encuentras con ese título en YouTube.
  • Aplica a cinco trabajos ligeramente diferentes a lo que sea en que andes con la finalidad de abrir tus posibilidades.
  • Elimina TODOS tus chats de WhatsApp, salte de tus grupitos tontos de bajo desempeño para compartir memes chistosos con amigos del kindergarten y tus vecinos y enfócate en sólo tener conversaciones abiertas sólo con los otros “locos” que ya están haciendo esto de múltiples frentes de batalla abiertos al mismo tiempo aunque no conozcan esta estrategia por su nombre. NO confundas: hablar de hacer muchas cosas no es lo mismo que estar teniendo éxito en hacer muchas cosas. Filtra bien.
  • Lanza una invitación pública en Facebook para una reunión sobre un tema del que siempre te gusta platicar y recibe a los interesados en tu casa por dos horas. Lee mi artículo Contraataque a la soledad de la mente.
  • Inscríbete a un curso FUERA de tu ciudad en los siguientes dos meses y vende un riñón si es necesario, pero ve.
  • Dale un beso y un abrazo a tu amigo buena onda pero borracho sin salvación y a tu amiga querida pero dramática que siempre está sufriendo y diles sin decirles que ya no los verás tan seguido, que tu relación con ellos se irá distanciando.
  • Toma fotos interesante en un lote baldío. Sí. Verás que puedes encontrar ángulos geniales si pones atención a las cosas. Súbelas a instagram. Aprende a exponerte seguido.
  • Cancela tu servicio de cable. En serio. No hay nada que necesites ahí. Ya hay algo fabuloso llamado internet que tú puedes controlar en casi todos los sentidos.

* * *

No escribo un artículo como éste para darte ideas y teorizar sobre lo fantástico que sería lograr esto de abrir varios frentes de batalla al mismo tiempo. En esto ando al momento de estas líneas:

  • Mi equipo y yo estamos trabajando en rondas de inversión institucional con gente interesante y muy seria en estas cosas.
  • Estamos aprendiendo a pasos acelerados estrategias, técnicas y metodologías para impulsar a las empresa de VERSE a los niveles en que nos interesa competir.
  • Estoy corriendo cada vez con mejores tiempos.
  • Estoy cambiando pañales a mis hijos en la madrugada, llevándolos a la escuela por las mañanas. Compartiendo al menos una de las tres comidas al día con mi familia.
  • Estoy escribiendo a diario.
  • Estoy viendo series y películas que me encantan en Netflix.
  • Estoy leyendo libros impresos, electrónicos y escuchando audiolibros a diario.
  • Estoy viajando e invitando cenas y cafés a viejos y nuevos amigos para demostrar mi interés en mi red.
  • Estamos lanzando hardware al mercado internacional, licitando en grandes proyectos de software, desarrollando una comunidad internacional, abriendo centros de ideas y networking en todo el país, dando conferencias y vendiendo workshops, publicando libros y grabando podcasts y videos.
  • Estoy entrenando a mi equipo semana a semana en negociación, marketing, ventas, marca personal, branding, enseñanza, management, etcétera.
  • Estoy platicando sobre todo y nada con mis amigos a diario en WhatsApp.
  • Paseo con mi esposa y hablo del futuro con mi familia.

Domina varias pelotas en el aire al mismo tiempo con elegancia. Lo que necesitas es comenzar a practicar ya.

* * *

Varias de las batallas van a salir mal. Varias van a ir lentas. Pero en términos generales SIEMPRE por algún lado u otro estarás avanzando. Sé a lo que me refiero con todo esto que te digo sobre abrir múltiples frentes de batalla al mismo tiempo.

Me refiero a que hagas magia.

Magia con tu vida.

1 comentario

  • Estimado Aaron
    Buenas tardes, muchísimas gracias x este consejo, sin exageración ni cursilería, éstas palabras que acabo de leer han sido impactantes emocionalmente hablando.
    Hoy conozco sobre ti y me parece que eres un recontra-capo.
    Un abrazo.
    Saludos de un colombiano en Perú (Lima).

Lee más