Artículos y notas recientes


Newsletter

Recibe gratis en tu e-mail más ideas para #hackearlavida y ser PADs.



Contacto

Invitaciones ›
eventos@aaronbenitez.com

Trabajar en Waterhouse ›
work@waterhouse.center

Trabajar en VERSE Technology ›
work@verse-technology.com

Comentarios en general ›
hola@aaronbenitez.com


Negocios

Plan de negocios e información para invertir en Waterhouse.

Plan de negocios e información para invertir en VERSE Technology.

Desamor empresarial.

No todas las relaciones personales en las que podemos involucrarnos nos agregan valor. No todas las relaciones de tu empresa con otras son algo ganador. A nivel personal nos separamos cuando alguien ya no está en nuestra frecuencia. Una empresa también debe hacer eso con otra. ¿Para qué interactuamos? ¿Nos agregamos valor o sólo estamos pendejeando juntos? ¿Has dejado de hablar con alguien porque esa persona y tú ya no están en la misma frecuencia? Bien. Más allá del drama por la interrupción, decisiones así también deben ocurrir en tu empresa. He notado que cuando abrimos un negocio físico y local los primeros que se acercan no son clientes sino otros negocios con la obvia intención de vendernos algo. Esto me pasó al frente de Waterhouse donde por la puerta entraban más representantes de otras empresas que prospectos dispuestos a inscribirse. Nos ofrecían todo: seguros, lonas publicitarias, membresías para no-sé-qué, productos de limpieza, etcétera. Aprendí a desengancharme rápidamente de este tipo de interacciones porque ni estaba haciendo dinero ni estaba enfocado. Por el contrario, sólo jugaba al “empresario” hablando con otros tipos con empresas igual de cerca del abismo y jodidas como la mía. Así fue en el inicio. Con los años, las cosas han cambiado gracias a los procesos de venta que hemos dominado, pero las relaciones empresa-empresa siguen ahí. Si no ves el valor que otra empresa le agrega a la tuya, si la vida de tu negocio puede continuar igual de genial que siempre o mejor sin estar enganchados, tal vez es hora de entender que las frecuencias y estilos de tu compañía y esa otra no están compaginadas. Hazte a un lado. Recuerda: no es nada personal. Es empresarial.